TITLE

DESCRIPTION

10 cosas que deberías hacer en las Islas Maldivas

Descubre lo que te espera en el Paraíso: Todo lo que deberías ver y hacer en las islas Maldivas

Maldivas, el paraíso de aguas turquesas en el que todos hemos deseado estar alguna vez. Las playas de ensueño nos invitan a tumbarnos a descansar en la hamaca pero hay mucho más que hacer en este país compuesto por casi 1.200 islas coralinas perdidas en el Océano Índico.

Asómate a la ventanilla del avión

Maldivas se empieza a disfrutar desde el aire. Puedes haber visto decenas de islas en tu vida pero la panorámica de los atolones de este país desde las alturas deja con la boca abierta hasta al propio Robinson Crusoe.

¿Vas a volar también en hidroavión? No dejes de mirar hacia el gran turquesa, ¡es posible ver delfines, tortugas y hasta ballenas desde el aire!

Piérdete unas horas por las calles de la capital, Malé

Son muchos los que esquivan la capital de las islas Maldivas, Malé. Sin embargo, pasar unas horas deambulando por sus calles hace que el viajero se haga una idea de la vida isleña más allá de la del resort.

Pasea junto al mar, presenta tus respetos ante el memorial por las víctimas del tsunami de 2004, refréscate con un coco en uno de los pequeños bares improvisados del paseo marítimo, guarda silencio en la Mezquita del Viernes (también llamada Hukuru Miskiiy) y hazte una idea de las dimensiones de la ciudad subiendo a una de las exclusivas terrazas, como la del hotel Traders.

Si llegas a primera hora de la mañana, no olvides perderte por la lonja de pescado y el mercado de frutas y verduras. El movimiento de las embarcaciones locales ­o dhonis forma parte del día a día de los maldivos.

Recuerda que Maldivas es un país musulmán, así que si eres mujer, adáptate a las costumbres locales y cubre tus hombros y rodillas fuera de los complejos hoteleros.

Pasa las horas en la hamaca simplemente mirando el mar

Te lo mereces, es el lugar adecuado. En Maldivas una de las mejores cosas que puedes hacer es simplemente no hacer nada. Recuéstate en la tumbona (o en la hamaca si te gusta más) y disfruta de las espectaculares vistas. ¿Habías visto alguna vez un agua tan turquesa y una arena tan blanca? Es el momento de intentar guardar ese recuerdo durante unas horas…

Eso sí, mucho ojo con el sol, las islas de Maldivas están situadas muy cerca del ecuador y las quemaduras solares son frecuentes.

Saborea uno de los platos típicos de la gastronomía maldiva: el mashuni

La cultura de Maldivas está claramente influenciada por sus lejanos vecinos India, Sri Lanka, Arabia, Persia, Indonesia, Malasia y África. Por ello, muchos de los platos de su gastronomía nos recuerdan a los buenos curries indios con un distintivo sabor algo más dulce del que el coco es culpable.

Si hay un plato con identidad propia maldiva, ese es la ensalada mashuni. Como no podía ser de otra manera, la industria atunera en el país de los atolones provoca que esta ensalada de atún enlatado sea el desayuno habitual de los habitantes de Maldivas. La deliciosa mezcla de atún, coco, chiles, limón y cebolla se acompaña con el pan tradicional del país, el roshi, una version del roti indio o cingalés.

Un rico batido de frutas o de un té negro de la vecina Ceylán son los compañeros perfectos según los locales. Ya solamente te queda disfrutar bajo la sombra de una palmera…

Explora los fondos marinos de fama mundial

¿Buceo con bombona o con tubo? ¡Todo vale para explorar el fondo marino del país de las 1.200 islas! Debido a su situación geográfica en mitad del Océano Indico, lejos de la costa y la contaminación, sus aguas cristalinas se han convertido en un acuario natural, el preferido de muchos amantes del submarinismo.

Tortugas, tiburones, mantas, rayas e, incluso, el espectacular tiburón ballena harán las delicias del que quiera zambullirse en las aguas de Maldivas. El origen de las islas es totalmente coralino y se sustentan en una meseta submarina con algunos puntos más de 4.000 metros de profundidad, haciendo posible todo tipo de buceo.

Si el presupuesto te lo permite, embárcate durante unos días en un crucero de buceo o de vida a bordo y surca el Índico mientras te dedicas íntegramente a sumergirte en una de las aguas más vivas del mundo.

Contempla los atardeceres y amaneceres más espectaculares

Maldivas tiene el récord de ser el país más plano del mundo, nada puede obstaculizar la puesta de sol sobre el mar, uno de los momentos más mágicos tras un día bajo el sol.

La naturaleza y tú, no hace falta nada más para que tus vacaciones sean las más inolvidables hasta la fecha.

Recorre las islas del atolón en busca de la playa perfecta

Sal del resort y explora las islas cercanas a él. Las posibilidades son infinitas, cada playa que encuentres te parecerá mejor que la anterior. Prepara tu picnic y disfruta en solitario de las islas más bonitas del mundo.

Recuerda, mira siempre hacia el mar cuando estés en el barco, ¡los delfines siempre aparecen para acompañar!

Encuentra la manera de dormir bajo las estrellas en una de las islas deshabitadas

Únicamente 203 islas de las casi 1.200 dentro del territorio de la República de Maldivas se encuentran habitadas. Ya sabes lo que eso significa, busca a quien tengas que buscar (¡soborna a un pescador si hace falta!) para pasar una noche contemplando un cielo de estrellas desde tu cama.

Despierta con la luz del sol y pasea por tu propia playa porque, quién sabe, puede que haya alguna manta raya esperando en la orilla del mar para darte los buenos días…

Anímate a practicar la pesca nocturna y, de paso, experimenta la bioluminiscencia

Quizás no seas el mayor fan de la pesca pero aventúrate a practicarla como los locales cuando el sol se pone. No lo hagas solamente por el placer de tomar un pescado bien fresco sino por disfrutar de la experiencia de hacerlo en un cielo de estrellas que parece imposible.

Si ves el agua brillar en algún momento, no te preocupes, no estás viendo nada raro. En Maldivas ocurre un fenómeno peculiar, el fitoplacton bioluminiscente del mar proyecta una luz fluorescente cuando está agitado que se aprecia perfectamente en la oscuridad.

Date el lujo de pasar al menos una noche en uno de los resorts de lujo

De locura, las fotos que ves en las páginas web de los complejos hoteleros de Maldivas vuelven loco a cualquiera pero es que posiblemente sean verdad en un 99%. Reserva y disfruta del lujo de playas de ensueño a un paso de tu bungaló en la arena, de comida de primer nivel, servicio exquisito… Créeme, ¡no vas a querer ni dormir para aprovechar cada minuto!

Fuente: skyscanner

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright 2017 - Porturismo